bull493 nutricionybullying

“La paz está en tu interior, no la busques en el exterior”
-Buda

¿Qué tanto cuidamos nuestro cuerpo? Podemos llegar a pensar que la forma en cómo nos alimentamos no tiene que ver con la forma en cómo nos sentimos, pero sí, tienen una relación muy estrecha.

Apreciar nuestras cualidades, reconocer nuestros defectos y fortalecer la capacidad que tenemos para ser mejores, son algunos de los elementos básicos de la autoestima que hemos ido formando a lo largo de nuestra vida.

Los hábitos adquiridos nos llevan a creernos introvertidos o extrovertidos, simpáticos o antipáticos, guapos o feos. De este modo, la suma de todas estas valoraciones se ve resumida en un sentimiento positivo o negativo hacia nosotros mismos, lo que conocemos como un alta o baja autoestima. Este sentimiento no es constante a lo largo de nuestra vida, no nacemos con él, sino que sufre modificaciones como consecuencia de nuestras experiencias y nuestras relaciones con los demás. El nivel de amor propio refleja el grado de satisfacción personal que tenemos con nosotros mismos y se manifiesta principalmente en la atención que prestamos a nuestras propias necesidades, en los cuidados que brindamos a nuestro cuerpo y nuestra mente, es decir, cómo nos sentimos con lo que somos.

Entre los cuidados que proporcionamos a nuestro cuerpo, se encuentra la alimentación que es la base de una buena salud. Por lo tanto, en la manera de comer, reflejamos lo que sentimos por nosotros mismos. Nuestra autoestima se fortalece o debilita por la forma como nos percibimos y esto influye mucho en la manera en que nos alimentamos y cuidamos de nuestro cuerpo.

Comer no es tan solo alimentarse, consiste en equilibrar los nutrientes que el organismo necesita y a la vez disfrutar el placer que nos da la comida y la compañía, para poder alimentar el cuerpo y el alma o el espíritu.

La percepción positiva de nuestras cualidades, la satisfacción de tener una mente sana y un cuerpo sano nos dan una gran sensación de bienestar que nos impulsa favorablemente y nos permite fortalecer nuestras relaciones humanas en el sentido más amplio.

Frecuentemente escuchamos o leemos que “somos lo que comemos”, pero en realidad somos lo que nuestra autoestima dice sobre nosotros. Comer es una necesidad y un placer y según nos sintamos con nosotros mismos, podemos comer demasiado, comer muy poco e incluso dejar de hacerlo. Es importante analizar las razones que te llevan a comer de una forma o de otra. La solución no está fuera, sino dentro de nosotros mismos.

#APruebadeBullying no sólo es una campaña que te dice que debes hacerle frente a los abusos que estés recibiendo o que alguien que conoces los esté sufriendo, sino que también te dice cómo; es por ello, que me gustaría compartir algunos consejos que te ayudarán a enfrentarlos y a llevar una mejor calidad de vida a través del amor propio:

Evita compararte con el resto: Todos somos diferentes y destacamos en aspectos distintos. No busques compararte con otros porque la perfección es subjetiva y que lo que para ti puede ser un defecto para otra persona es una virtud.

Evade los comentarios de los demás: Básate en tu propio criterio, es importante aceptarte tal y como eres, sin dejar que la opinión del resto afecte negativamente.

Vive en el presente: Vence tus fracasos y concéntrate en tus victorias, todos nos equivocamos pero tenemos la grandiosa oportunidad de aprender de ellos.

La perfección no existe: Quiérete, valórate y no te presiones, ten en cuenta tus capacidades, no te exijas de más porque esto hará que te sientas incapaz, inútil, etc., cosa que no es cierta, cada uno destaca en un aspecto, solo tienes que potenciar el tuyo y sacarle el mejor partido.

Toma responsabilidades: Evita tener miedo de cometer un error o no lograrlo satisfactoriamente, nadie es perfecto. Además solo comete errores el que hace las cosas, por ello hazlas y si fallas vuélvelo a intentar, de los errores se aprende.

Si lo necesitas pide ayuda: Si sientes que se te dificulta llevar a cabo algún tipo de tarea, pide ayuda, no te avergüences, no eres inferior por ello, todas las personas necesitamos de la ayuda de los demás en muchas ocasiones de nuestra vida. Enriquécete de esta experiencia y aprende de ella, esto afectara positivamente a tu desarrollo como persona.

Dedícate tiempo: Cuídate, mímate y ámate. Es muy importante pasar tiempo consigo mismo y aceptarse a la hora de aumentar la autoestima. Conócete mejor, explora por ti mism0 (a), aprende de esta experiencia y date cuenta de todo lo que vales para ti y para el resto.

Aplaude tus logros: Al igual que te criticas cuando algo no te sale como habías esperado, felicítate y felicítate cuando logres tus propósitos, aunque sean logros pequeños, esto hará que te sientas más a gusto, con más fuerza y más ganas de mejorar en todos los aspectos.

Toma los fracasos con sentido del humor: Evita darles más importancia de la que tienen, no te detengas en uno, la vida sigue y hay que aprender de ellos.

¿Qué conseguimos al aumentar nuestra autoestima?

Tener una autoestima alta es aceptarnos a nosotros mismos y los demás, tomar en cuenta nuestras capacidades y potenciarlas, confiar, ser capaces de actuar adecuadamente ante la frustración y llevar a cabo un desarrollo físico y emocional saludable. Además de ellos, la autoestima también hace que:

  • Las tensiones disminuyan y nos agobiemos menos, evitando la ansiedad, depresión, etc.
  • Controlemos mejor nuestras responsabilidades
  • Disfrutemos de la interacción con nuestro entorno
  • Mejoremos nuestra capacidad de empatía y nuestra actitud de escucha activa
  • Disminuyamos nuestro miedo al rechazo y al fracaso, convirtiéndolos en oportunidades de mejorar y aprender de ellos
  • Aumente nuestra confianza y nuestra capacidad de gestionar y regular nuestros sentimientos y emociones
  • Crezca nuestro interés de disfrutar de la vida
  • Tengamos pensamientos positivos sobre nosotros mismos, nos valoremos de forma adecuada y tengamos una visión afectiva.

Nunca es tarde para empezar a quererse, es decir, ¡a cuidarse!

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS